Actividad de la Enfermedad de Artritis Reumatoide y Riesgo de Mortalidad con Neumonía

by Lauren Taylor from In The Cloud Copy

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno inflamatorio autoinmune que causa inflamación en el revestimiento de las articulaciones y también daña otras partes del cuerpo. La AR se produce cuando el cuerpo ataca la membrana sinovial o el revestimiento de las membranas que rodean las articulaciones, provocando inflamación y destrucción. Los síntomas de la AR pueden incluir fatiga, fiebre, rigidez de las articulaciones y articulaciones calientes, hinchadas o sensibles. Aproximadamente el 40% de las personas con síntomas en las articulaciones también experimentan signos y síntomas que no afectan a las articulaciones, como síntomas que afectan a la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y más. Las personas con AR tienen un mayor riesgo de complicaciones, algunas graves. Estas complicaciones pueden incluir osteoporosis, sequedad de ojos y boca, infecciones, problemas cardíacos, enfermedades pulmonares y linfoma.

Complicaciones de la Neumonía en la Población con Artritis Reumatoide

La neumonía es una enfermedad común que circula por la población, particularmente en los meses de invierno. Si bien es una infección grave, generalmente se puede tratar en la población general sana. Los pacientes con AR tienen un mayor riesgo de muerte por neumonía y el motivo no está exactamente claro. ¿Es por su mayor riesgo de contraer infecciones en general? ¿O es que una vez que tienen neumonía, son menos capaces de recuperarse?

Investigación de los efectos de la AR en los resultados de la neumonía

Un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Aarhus en Aarhus, Dinamarca, recopiló y analizó datos para comprender mejor qué está causando que los pacientes con AR experimenten peores resultados de la neumonía que la población general. Recopilaron datos sobre 52,577 pacientes hospitalizados y 1,220 de esos pacientes tenían un diagnóstico de AR. Lo que encontraron fue que después de 90 días, las tasas de mortalidad para los pacientes con diagnóstico de AR eran del 19.9%, mientras que las tasas de mortalidad para los pacientes sin AR eran del 18.9%. Estos datos mostraron que un diagnóstico de AR tenía muy poco impacto sobre la mortalidad.

Los investigadores miraron más allá, analizando si los tratamientos que los pacientes estaban usando para la AR tenían algún impacto adicional en las tasas de mortalidad. Descubrieron que el tratamiento no parecía tener ningún impacto en el aumento de las tasas de mortalidad por neumonía.

Lo que sí encontraron fue que los pacientes que no estaban recibiendo ningún tratamiento de AR, ya sea porque están en remisión o porque tienen la enfermedad totalmente incontrolada, tenían una tasa de mortalidad de 90 días más alta que los pacientes que estaban siendo tratados con monoterapia con metotrexato (una tratamiento para la AR). Además, los pacientes que habían usado recientemente prednisolona, un esteroide que se usa a menudo para controlar los brotes de la enfermedad de AR, tenían una tasa de mortalidad más alta que aquellos que no lo habían usado recientemente.

Los niveles de proteína C reactiva (PCR) son un indicador de laboratorio de la actividad de la enfermedad en pacientes con AR. Los investigadores encontraron que los pacientes con un nivel alto de PCR (mayor o igual a 20 mg/L) tenían una tasa de mortalidad de 90 días más alta que aquellos pacientes con un nivel de PCR de menos de 8 mg/L.

Lo que esto muestra es que el control de la actividad de la enfermedad es el factor más importante para obtener buenos resultados para los pacientes con infecciones como la neumonía.

Obtenga más información sobre esta investigación aquí.

Vean el estudio original aquí.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Cerrar menú