La FDA Acepta una Nueva Solicitud de Fármaco en Investigación para el Tratamiento de la Distonía Cervical

por Lauren Taylor de In The Cloud Copy

La distonía cervical, a veces llamada tortícolis espasmódica, es una afección en la que los músculos del cuello del individuo afectado se contraen involuntariamente, lo que hace que la cabeza se tuerza y gire hacia un lado. La condición también puede hacer que la cabeza de la persona se incline hacia atrás y hacia adelante de manera incontrolable. Esta es una condición increíblemente dolorosa que actualmente no tiene cura conocida. Si bien el tratamiento a veces puede resolver los síntomas, una remisión sostenida es poco común en esta afección. La distonía cervical afecta actualmente a unas 50,000 personas en los Estados Unidos y limita gravemente su calidad de vida debido al dolor y problemas de movilidad.

Se desconoce la causa de esta dolorosa condición. Algunos pacientes tienen antecedentes familiares del trastorno y algunos investigadores creen que una mutación genética está asociada con la afección. En algunos otros casos, las lesiones previas en la cabeza, los hombros o el cuello parecen influir. Los factores de riesgo adicionales pueden incluir la edad, el sexo y los antecedentes familiares. La distonía cervical se observa con más frecuencia en mujeres que en hombres y generalmente ocurre después de los 30 años, aunque puede desarrollarse a cualquier edad.

Actualmente no existe cura para la enfermedad. A veces se utiliza la toxina botulínica, que es un agente paralizante. Esto se inyecta directamente en los músculos del cuello y debe repetirse cada tres o cuatro meses. Otros tratamientos actuales incluyen terapias como trucos sensoriales, compresas térmicas y masajes para ayudar a mejorar la fuerza y flexibilidad del cuello. En algunos casos en los que los tratamientos mínimamente invasivos no ayudan, se puede recomendar la cirugía. Los procedimientos típicos incluyen la estimulación cerebral profunda o el corte de los nervios que son responsables de llevar las señales de contracción a los músculos afectados.

AEON Biopharma Probará un Nuevo Tratamiento

AEON Biopharma recibió recientemente la noticia de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aceptó su solicitud de Nuevo Medicamento en Investigación (IND) para el complejo de toxina botulínica ABP-450. Lo que esto significa es que ahora pueden comenzar las pruebas en humanos con el fármaco en pacientes con distonía cervical en un ensayo clínico de fase 2. Existe la esperanza de que este medicamento ayude a mejorar a los pacientes afectados por distonía cervical.

ABP-450 es una inyección que contiene toxina botulínica tipo A producida por la bacteria Clostridium botulinum. Cuando se inyecta en el individuo afectado en dosis terapéuticas, se produce una denervación química. Esto provoca una reacción local de reducción de la actividad en esos músculos. Lo consigue bloqueando la liberación de acetilcolina periférica en las terminales nerviosas.

ABP-450 ya está aprobado en los Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea por razones estéticas, pero aún está en proceso de aprobación para otras indicaciones como la distonía cervical.

Aprende más sobre esta historia aquí.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email