Estudio de la Semana: Edición del Genoma CRISPR-Cas9 para el Tratamiento del Cáncer

Bienvenido al estudio de la semana, una nueva serie de Patient Worthy. En este segmento, seleccionamos un estudio sobre el que publicamos la semana anterior que creemos que es de particular interés o importancia y profundizamos más. En esta historia hablaremos sobre los detalles del estudio y explicaremos por qué es importante, quiénes se verán afectados y más.

Si lee nuestras historias de investigación de formato breve y desea obtener más información, ha venido al lugar correcto.

 

El estudio de esta semana es…

Edición del genoma CRISPR-Cas9 utilizando nanopartículas de lípidos dirigidas para la terapia del cáncer

Anteriormente publicamos una historia sobre esta investigación en una historia titulada «Potencial de edición genética de CRISPR-Cas9 en la terapia del cáncer», que se puede encontrar aquí. El estudio se publicó originalmente en la revista de investigación Science Advances. Puede ver el texto completo aquí.

¿Que Pasó?

La edición del genoma CRISPR-Cas9 ha sido ampliamente aclamada como un avance revolucionario en la medicina que tiene el potencial de tener un impacto importante en una amplia variedad de enfermedades, incluido el cáncer. Sin embargo, no ha habido mucho desarrollo en el uso de CRISPR para tratar el cáncer. Esto se debe principalmente a la posibilidad de toxicidad utilizando métodos de administración establecidos y la ineficiencia de la edición de genes en las células tumorales. Este estudio describe un nuevo método de administración utilizando nanopartículas de lípidos que resuelve estos problemas.

Los científicos seleccionaron células de glioblastoma (línea GBM 005), un cáncer de cerebro casi universalmente letal, y cáncer de ovario, adenocarcinoma de ovario diseminado específicamente (línea OV8). Ambas líneas celulares seleccionadas se consideraron difíciles de tratar, agresivas e incurables. Las nanopartículas lipídicas (LNP) son un sistema de administración no viral aprobado, pero este fue el primer estudio en explorar su uso en el tratamiento del cáncer.

La edición del genoma actuó sobre el gen PLK1, que codifica una quinasa que juega un papel vital en la mitosis, un proceso de división celular. Usando el sistema de entrega de nanopartículas de lípidos CRISPR (cLNP), se logró una edición genómica del 84% en GBM 005 y una edición genómica del 91% en OV8. En resumen, los cLNP pudieron interrumpir con éxito la actividad del gen objetivo, detener el ciclo de división celular y matar las células cancerosas.

Este método también pareció ser relativamente seguro después de la administración sistémica en modelos de ratón y no hubo indicadores de toxicidad en dosis terapéuticamente significativas. Además, una sola administración de PLK1-cLNPs fue suficiente para mejorar la supervivencia e inhibir el crecimiento tumoral en GBM 005. El crecimiento del tumor se inhibió en un 50 por ciento y la supervivencia mejoró en un 30 por ciento. Los PLK1-cLNP que se dirigían al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) también fueron eficaces en el tratamiento del adenocarcinoma de ovario diseminado. La supervivencia en este modelo de ratón aumentó en un 80 por ciento.

Sobre el Glioblastoma

El glioblastoma es un cáncer cerebral poco común. También es el cáncer más agresivo que se origina en el cerebro. Se caracteriza por su rápida progresión y mala respuesta a la mayoría de los tratamientos. En la mayoría de los casos, la causa del glioblastoma no se conoce. Un pequeño número de casos evolucionan a partir de otro tipo de tumor llamado astrocitoma. Los factores de riesgo del glioblastoma incluyen trastornos genéticos como el síndrome de Turcot y la neurofibromatosis, la exposición a pesticidas, el tabaquismo y una carrera en la refinación de petróleo o la fabricación de caucho. Los síntomas del glioblastoma incluyen cambios de personalidad, dolores de cabeza, pérdida de memoria, convulsiones, vómitos y náuseas; Los pacientes pueden perder el conocimiento en etapas tardías. Los enfoques de tratamiento incluyen anticonvulsivos, esteroides, quimioterapia, radiación y cirugía. Si bien una pequeña cantidad de pacientes puede sobrevivir durante varios años, el tratamiento a menudo es ineficaz y el tumor recae rápidamente.. La tasa de supervivencia a cinco años es solo del tres por ciento. Para obtener más información sobre el glioblastoma, haga clic aquí.

Sobre el Cáncer de Ovario

El cáncer de ovario puede aparecer en o dentro del ovario. El cáncer de ovario rara vez causa síntomas distintivos en sus primeras etapas, por lo que a muchos pacientes a menudo se les diagnostica una enfermedad avanzada.. El riesgo de contraer cáncer de ovario está relacionado con el tiempo que una mujer ha ovulado durante su vida; las hembras que ovulan durante períodos más prolongados corren mayor riesgo. La menopausia tardía o la pubertad temprana son factores de riesgo, como no tener hijos, medicamentos para la fertilidad, ciertas variantes genéticas y mutaciones (como las mutaciones BRCA) y la exposición a talco, herbicidas y pesticidas. Algunos síntomas del cáncer de ovario incluyen fatiga, hinchazón, sensación de saciedad, pérdida de apetito, indigestión, hinchazón abdominal y dolor pélvico. El tratamiento puede incluir quimioterapia, radiación, cirugía, terapia hormonal e inmunoterapia. Hay muchos tipos diferentes de cáncer de ovario. La tasa de supervivencia a cinco años es del 45 por ciento en los Estados Unidos.. Para obtener más información sobre el cáncer de ovario, haga clic aquí.

¿Por Qué eso Importa?

La evolución del tratamiento del cáncer ha sido un proceso largo y arduo, pero definitivamente ha habido mejoras importantes en los últimos años y décadas. Algunos de los últimos avances, como las inmunoterapias y los inhibidores dirigidos molecularmente, han permitido mejoras importantes en la respuesta al tratamiento en muchas formas diferentes de cáncer, al tiempo que reducen los efectos adversos y la toxicidad general en comparación con enfoques anteriores como la quimioterapia.

Sin embargo, todavía hay algunos cánceres que no se pueden tratar de manera muy eficaz. En muchas formas, la recurrencia o recaída es demasiado común y muchos cánceres pueden adaptarse y desarrollar resistencia al tratamiento. Estas continuas deficiencias significan que el desarrollo de nuevos enfoques, como CRISPR, es tan urgente como siempre. Este estudio ha demostrado un método potencial para que esta tecnología se utilice de forma eficaz en el cáncer, y el hecho de que haya podido tener impactos en formas notoriamente difíciles como el glioblastoma es aún más alentador.

Una ventaja importante que CRISPR podría tener sobre otros tratamientos es que puede tener un beneficio terapéutico en solo una o en un puñado de dosis. Muchas terapias contra el cáncer deben administrarse repetidamente para lograr el máximo impacto, y los retornos a menudo disminuyen con el tiempo a medida que aparece la resistencia o aumenta la toxicidad. Si bien aún queda un largo camino por recorrer antes de que se desarrolle por completo un enfoque CRISPR para los cánceres, este estudio es un paso importante hacia adelante.

Vuelva a consultar el Lunes de cada semana para conocer la próxima entrega de esta serie.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email