Alissa es la Primera Niña en Recibir Terapia Genética en Su Cerebro y Médula Espinal

Según un artículo reciente de USA Today, la visión de décadas de la terapia génica se ha convertido en una realidad para una pareja danesa. Thomas Felborg, su esposa Daria Rokina, llevaron a su hija de catorce meses, Alissa, a quien le diagnosticaron la enfermedad de Sandhoff, al Memorial Medical Center en UMass. La pareja había aceptado permitir que su hija se sometiera a una cirugía cerebral. Los cirujanos utilizaron un procedimiento que los científicos han intentado perfeccionar durante décadas: la terapia génica.

Cynthia Tifft M.D., directora del Instituto Nacional de Salud, estuvo de acuerdo en que en un futuro muy cercano, la terapia génica podría estar disponible para tratar muchas enfermedades que hasta ahora no se han tratado con éxito. El Dr. Tifft mencionó que la lista incluye ELA, anemia de células falciformes, enfermedad de Huntington, enfermedad de Parkinson, ciertos tipos de enfermedades cardíacas y otras enfermedades raras.

La enfermedad de Sandhoff, que se hereda, destruye gradualmente las células nerviosas del cerebro y la médula espinal. El trastorno, una enfermedad por almacenamiento de lípidos, es el resultado de una deficiencia en la enzima beta-hexosaminidasa, lo que provoca una acumulación de lípidos dañinos.

La enfermedad de Sandhoff es una forma grave de la enfermedad de Tay-Sachs, una enfermedad mencionada por el Dr. Tifft en el artículo de USA Today. (El artículo de USA Today está disponible aquí).

Tay-Sachs también destruye las células nerviosas del cerebro y la médula espinal. Los síntomas iniciales comienzan a aparecer entre las edades de tres a seis meses. Los bebés no pueden sentarse, volverse o gatear.

En Tay Sachs y Sandhoff, los bebés se mantienen vivos a través de sondas de alimentación y cuidados de apoyo, pero su condición continúa deteriorándose.

Una Decisión Momentánea

Alissa mostró leves signos de movilidad normal cuando tenía un año. Sin embargo, sus convulsiones aumentaron, luego se quedó en silencio y ya no podía mover ninguna parte de su cuerpo. La urgencia de la operación se hizo evidente.

Thomas y su esposa se sintieron solos al tomar una decisión crítica sobre la operación. Otros dos bebés se sometieron a procedimientos casi idénticos pero a una dosis más baja. A los padres de estos bebés no se les permitió hablar sobre la condición de su hijo debido a las leyes de privacidad.

Pero el año pasado, Thomas y su esposa conocieron a dos familias danesas que decidieron no continuar con la operación de terapia genética. Esto fue a pesar de que sus bebés habían recibido un diagnóstico de Sandhoff. Ambos bebés han sucumbido a la enfermedad.

Riesgo o Recompensa Después de la Operación

Es demasiado pronto para predecir si Alissa se curará o incluso sobrevivirá hasta la edad adulta sin tener síntomas significativos.

El resultado de que los padres de Alissa no estén de acuerdo con la operación es seguro: significa que la vida de Alissa puede terminar en cinco años. Ese es un hecho conocido si sus padres no hacen nada.

Se desconocen las recompensas, pero hay tres posibilidades principales:

  • La enfermedad de Alissa podría estabilizarse
  • Un tratamiento exitoso retardaría el declive de la enfermedad, o
  • Podría ayudar a Alissa a adquirir nuevas habilidades.

Alissa’s parents gradually came to a decision and agreed to the operation, which was performed on January 26, 2021, at UMass. Thomas y su esposa están de vacaciones pagadas en sus trabajos. Su estadía en Massachusetts y el tratamiento de Alissa serán pagados por Sio Gene Therapies, la compañía de biotecnología que realizó el ensayo.

Después de la Decisión

Normalmente, tomar la decisión correcta trae alivio. En este caso, su decisión trajo más dudas y temores. Thomas dijo que estaban atormentados porque la operación podría mantener a Alissa con vida, pero su condición podría seguir siendo la misma o empeorar.

Por otro lado, si no aceptaban la operación, serían torturados al ver que la condición de Alissa continuaba deteriorándose sabiendo que podía haber una alternativa.

El Ensayo

Miguel Sena-Esteves, investigador de la UMass, trabajó en el proyecto durante más de una década. Se le atribuye el diseño del enfoque en el que un virus transporta instrucciones de ADN que producen la enzima faltante. El sistema inmunológico de Alissa se mantiene bajo control mediante medicamentos que podrían permitirle volver a recibir la terapia génica en el futuro si es necesario.

El Dr. Florian Eichler en el Hospital General de UMass es el neurólogo pediátrico que trata a Alissa. El Dr. Eichler explicó que los investigadores creen que uno de los factores que causan la enfermedad es la acumulación tóxica de grasas.

El Dr. Eichler explicó que los investigadores creen que uno de los factores que causan la enfermedad es la acumulación tóxica de grasas.

Sobre la Operación

Con un brazo robótico guiado por imágenes, los médicos inyectaron la terapia génica en las dos estructuras ovaladas dentro del cerebro llamadas tálamo. La intención es destapar las células cerebrales de Alissa.

Un día después, utilizando el mismo procedimiento, los médicos inyectaron la terapia génica en el líquido que rodea la médula espinal de Alissa. La intención aquí era penetrar los nervios en esa área. Los genes adicionales deberían dar instrucciones a las células de su sistema nervioso y cerebro para producir la enzima que faltaba.

Otros pacientes que participan en el ensayo eventualmente recibirán dosis más altas que la dosis que se administró a Alissa. Pero hasta este momento, Alissa ha sido la primera paciente en recibir una dosis completa en su cerebro y médula espinal. Sus padres esperan que sea suficiente para marcar la diferencia.

Los registros muestran que a un niño que se sometió a cirugía talámica no se le administró la dosis completa debido a la escasez de la terapia; sin embargo, su condición permanece estable, según Terence Flotte, quien dirige el juicio de Alissa.

Operación Posterior a la Condición de Alissa

En cierto sentido, los padres de Alissa ya recibieron algunas recompensas poco después de la operación. Aunque sus médicos advirtieron a los padres que no esperaran demasiado pronto, apenas una semana después de las cirugías, los ojos de Alissa parecieron enfocarse por primera vez.

Luego, en Febrero, comenzaron a ver movimiento en sus manos. Su apetito mejoró y pudo beber de un biberón.

Los padres de Alissa estaban eufóricos. Alissa no solo interactuaba y ocasionalmente sonreía, sino que un día en realidad se rió a la antigua. No había ninguna razón aparente para que se riera, pero se las ha arreglado para reír al menos una vez casi todos los días.

Reaprendizaje a Través del Tacto

La madre de Alissa, que nació en Rusia, usa el masaje tradicional para Alissa que aprendió de niña. El Dr. Eichler felicitó a los padres con la frase «úselo o piérdalo». Dijo que la estimulación continua es esencial y proporciona una actividad muy necesaria para Alissa.

Su cerebro debe aprender a reconocer y sentir sus brazos y piernas, así como su columna y pelvis.

Han pasado tres meses desde la cirugía y los médicos de Alissa han comenzado las pruebas en busca de signos de mejoría. Los médicos esperan ver evidencia de progreso en su resonancia magnética y que su cerebro esté en modo de reparación.

Thomas se niega a atribuirse el mérito de las mejoras. Cuando alguien dice cuánto admira su valentía, piensa que «la valentía puede estar cerca de la estupidez».

El Dr. Eichler dijo que el ensayo es un hito en el tratamiento de Sandhoff y otras enfermedades similares.

Viendo Hacia Adelante

Hay muchos más obstáculos que deben abordarse, como qué células deben ser el objetivo y qué es un cambio significativo.

Los padres de Alissa han acordado ser realistas sobre la respuesta de Alissa al ensayo de terapia génica. Entienden perfectamente que Alissa nunca será como los demás niños, pero esperan que la prueba ayude a otros. Estarían agradecidos si su hija algún día pudiera comunicarse con ellos.

Rose Duesterwald

Rose Duesterwald

Rose became acquainted with Patient Worthy after her husband was diagnosed with Acute Myeloid Leukemia four years ago. He was treated with a methylating agent While he was being treated with a hypomethylating agent, Rose researched investigational drugs being developed to treat relapsed/refractory AML.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email