Dos décadas de investigación pueden ser revertidas por un nuevo descubrimiento de la enfermedad de Alzheimer

Todo el material publicado en PatientWorthy.com está enidiomainglés. Paracomodidad del público que no lee inglés, ofrecemos este material traducido en formaautomática por Google Translate. Todas las traducciones se ofrecen “tal como están”,sin ningún tipo de garantía explícita ni implícita con respecto a sugrado de precisión,confiabilidad o exactitud. Es posible que algunos contenidos (como las imágenes,videos, Flash, etc.) no estén traducidos correctamente debido a las limitaciones delsoftware de traducción. Por favor, consulte la versión en inglés de PatientWorthy.compara ver el texto oficial.

Alois Alzheimer, psiquiatra clínico y experto en el estudio del sistema nervioso, informó sobre un proceso patológico de la corteza cerebral. Era el año 1906.

Nos acercamos a julio de 2021 con un estimado de seis millones de personas en la nación afectadas por el trastorno de Alzheimer. Y ahora, según un artículo reciente de Sci-Tech Daily, es posible que los científicos se hayan equivocado al eliminar las placas amiloides.

El estudio fue dirigido por equipos del Centro Neurológico de Cincinnati y un instituto sueco. Encontró que el objetivo debería ser la restauración de la proteína cerebral soluble, el péptido beta amiloide. La proteína es necesaria en su forma normal para mantener un cerebro sano. Sin embargo, a veces parece endurecerse formando grumos (placas amiloides).

El Dr. Alberto Espay, autor principal del estudio, sostiene que las placas amiloides no causan el Alzheimer, son el resultado del trastorno. Los científicos han trabajado para desarrollar tratamientos que eliminen las placas. Ahora, el equipo cree que el deterioro cognitivo puede ser el resultado de una reducción de los péptidos beta-amiloides en lugar de las placas amiloides.

Esta teoría fue probada mediante el análisis del líquido cefalorraquídeo y las exploraciones cerebrales de aproximadamente seiscientas personas que participaron en el estudio de la Iniciativa de neuroimagen para la enfermedad de Alzheimer. Todos los participantes tenían placas amiloides.

Las placas y los niveles de péptidos en los participantes con cognición normal se compararon con los participantes del ensayo que tenían deterioro cognitivo. Los resultados fueron que el número de placas no era tan importante como tener altos niveles de péptidos. Las personas con altos niveles de péptidos tenían una función cognitiva normal, que se define como memoria, pensamiento, aprendizaje, capacidad para resolver problemas y razonamiento.

Además, los altos niveles de péptidos beta-amiloides se relacionaron con un aumento en el tamaño del área del cerebro que afecta la memoria (el hipocampo).

Viendo hacia adelante

El coautor Kariem Ezzat del instituto sueco explicó el análisis del equipo como que los síntomas de Alzheimer parecen depender del agotamiento normal de las proteínas solubles en lugar de la acumulación de placa.

Por lo tanto, creen que el enfoque más alto y mejor en el futuro será reponer las proteínas cerebrales a niveles normales. El siguiente paso será probar estos hallazgos utilizando modelos animales. El éxito significaría que los tratamientos en el futuro serán muy diferentes a los tratamientos del pasado. El objetivo será un aumento de la proteína soluble para mantener un cerebro sano y, al mismo tiempo, evitar que la proteína se endurezca y se convierta en placas.

Rose Duesterwald

Rose Duesterwald

Rose became acquainted with Patient Worthy after her husband was diagnosed with Acute Myeloid Leukemia four years ago. He was treated with a methylating agent While he was being treated with a hypomethylating agent, Rose researched investigational drugs being developed to treat relapsed/refractory AML.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email