Prueba Exitosa de la Fase 1 para un Nuevo Tratamiento Potencial de la Distonía Cervical

Las neurotoxinas de Bontulinum (BoNT, por sus siglas en inglés) son una proteína que se usa para tratar una amplia gama de condiciones, como la distonía cervical, el blefaroespasmo, la hiperactividad del detrusor neurogénico y la sialorrea, por nombrar algunas. Estas proteínas se clasifican en siete estereotipos diferentes, sin embargo, la gran mayoría de los BoND utilizados comercialmente son productos BoNT-A. Este tratamiento ayuda a evitar que los músculos se contraigan, reduciendo su exceso de actividad en enfermedades como la distonía cervical. Se puede administrar por inyección directamente al músculo afectado.

Sin embargo, solo porque los BoNT han sido efectivos para algunos pacientes, no significa que los investigadores hayan disminuido la velocidad en su búsqueda de formas de mejorar los tratamientos para estas condiciones.

Ipsen acaba de publicar datos de su primer ensayo en humanos que examina una neurotoxina recombinante llamada rBoNT-E.

El Estudio

Este fue un estudio de Fase 1 que utilizó voluntarios sanos. Los datos del ensayo se presentarán en Copenhague en la Conferencia Internacional TOXINS.

El ensayo incluyó a 28 varones sanos que tenían entre 18 y 49 años de edad. Ninguno de los participantes había recibido un tratamiento con BoNT de ningún tipo, al menos en los 6 meses previos al ensayo. Para el estudio, 21 de los individuos recibieron el tratamiento con rBoNT-E y 7 recibieron un placebo.

El ensayo indicó que la droga fue bien tolerada. Si bien hubo algunos TEAE, no se consideraron relacionados con el tratamiento. Entre todos los participantes, ninguno fue seroconvertido y nadie experimentó difusión local a los músculos adyacentes.

El estudio fue significativo porque mostró que la rBoNT-E no solo era segura y tolerable para los pacientes, sino que también tenía un tiempo de inicio de acción más rápido que la BoNT-A. Además, tuvo una duración más corta del efecto y el tratamiento tuvo un tiempo más rápido para alcanzar el pico de actividad en comparación con BoNT-A.

Por supuesto, se necesitan más estudios para confirmar el potencial de este tratamiento. Sin embargo, este estudio inicial fue un paso emocionante en el desarrollo de lo que podría ser una nueva opción terapéutica para pacientes que padecen una condición como la distonía cervical.

Viendo hacia adelante

Los investigadores están particularmente entusiasmados con el rBoNT-E después de este estudio porque al ofrecer más opciones de tratamiento que tienen diferentes inicios y duraciones de acción, los médicos tienen la oportunidad de elegir cuál es la mejor opción para cada paciente. Muy a menudo no hay opciones. Hay un tratamiento que suele ser eficaz y eso es lo que recibe el paciente. Estudios como este prometen el desarrollo de planes de tratamiento más individualizados para los pacientes. Después de todo, todos somos diferentes, solo tiene sentido que para ser más eficaces, nuestra medicina también debería serlo.

Puede leer más sobre este ensayo y el impacto que esta investigación podría tener para los pacientes con distonía cervical aquí.


Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email