El Informe Muestra que las Tasas de Cáncer en General Han Disminuido, Pero No Todas Son Buenas Noticias

El Estado del Cáncer en los Estados Unidos

Un informe reciente publicado por la Sociedad Americana del Cáncer ha indicado que las tasas de cáncer en los Estados Unidos han estado en constante descenso en los últimos 25 años.

Hasta el 1991, las muertes relacionadas con el cáncer estaban aumentando. Pero una disminución en el hábito de fumar finalmente llevó a una disminución del 27% entre los años de 1991 y 2016. Las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón se redujeron específicamente en un 50% entre los hombres.

Además de una reducción en el consumo de tabaco para fumar, los avances en la atención médica han ayudado a llevar a esta disminución. Los investigadores han descubierto cómo detectar muchos tipos de cáncer en etapas anteriores y la variedad de opciones de tratamiento también se ha ampliado enormemente.

Desafortunadamente, a pesar del progreso, el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte en los Estados Unidos. Cada año, 1.7 millones de personas son diagnosticadas con cáncer en este país y aproximadamente 600,000 pierden la vida. En todo el mundo, hay 14 millones de personas que viven con un diagnóstico de cáncer, y como resultado 22,000 personas mueren cada año. Eso equivale a 9 millones de muertes cada año, y desafortunadamente, se espera que ese número aumente a 13 millones para el año 2030. Asimismo, se espera que el número de pacientes con cáncer en todo el mundo aumente de 14 millones a 21 millones en el mismo año.

Por qué no se espera que siga cayendo

La mayor razón por la que se espera que aumenten las tasas de cáncer, deteniendo los 25 años de disminución constante, se debe a los diagnósticos de cáncer relacionados con la obesidad. A medida que las tasas generales han disminuido en los últimos años, las muertes por cáncer relacionadas con la obesidad han aumentado. Además, las tasas de cáncer de próstata, que habían estado disminuyendo, se estabilizaron entre los años 2013 y 2016. Ahora es la segunda causa de muerte relacionada con el cáncer en los hombres.

Los cánceres relacionados con la obesidad incluyen diagnósticos de cáncer de páncreas, útero, tiroides y hígado. Las tasas de mortalidad por cáncer de hígado aumentaron en la década de 1970, pero esas cifras se debieron a un aumento en la hepatitis C. Ahora, con tratamientos efectivos para la hepatitis, la obesidad se ha relacionado con muchos más diagnósticos de cáncer de hígado.

Dicho todo esto, no podemos discutir los problemas más grandes a los que nos enfrentamos actualmente en términos de investigación del cáncer, sin discutir nuestro progreso reciente más notable.

Notable Investigación de Cáncer

El aumento de la inmuno-oncología como campo puede explicar gran parte de nuestro progreso en la investigación del cáncer en los últimos años. En esencia, la inmuno-oncología trabaja para ayudar al propio sistema inmunológico del paciente a combatir el cáncer. La investigación en este dominio ha revolucionado verdaderamente las terapias para muchos tipos de cáncer.

Además, el desarrollo de nuevos fármacos que se centran específicamente en el tratamiento de un tipo de población de pacientes ha ayudado a mejorar los resultados de los pacientes. A continuación, se encuentran algunas de las aprobaciones más notables de la FDA para el cáncer del 2018.

Aprobaciones Notables

Junio 2018: Braftovi y Mektovi- Melanoma Metastásico

Septiembre 2018: Libtayo- Carcinoma Cutáneo de Células Escamosas

Octubre 2018: Talzenna- Cáncer de Mama Metastásico

Noviembre 2018: Daurismo- Leucemia Mieloide Aguda

Febrero 2018: Lumboxiti- Leucemia de Células Pilosas Refractaria

Entre Noviembre del 2016 y Octubre del 2017, la FDA aprobó un total de 18 terapias nuevas. Además, 13 terapias previamente aprobadas recibieron aprobación para un uso adicional.

Quizás la más notable de todas las investigaciones sobre el cáncer que se completaron en los últimos años fue la primera aprobación de terapia génica que se realizó en el 2017.

Disparidades en el Cuidado del Cáncer

Desafortunadamente, a pesar de los avances en la investigación del cáncer, ciertas poblaciones aún enfrentan disparidades relacionadas con el género, la geografía, la raza, el estatus socioeconómico y la etnicidad. Estas personas a menudo enfrentan peores resultados cuando se trata de sus diagnósticos de cáncer.

Afortunadamente, la brecha racial en las muertes relacionadas con el cáncer ha ido disminuyendo lentamente. Sin embargo, la brecha con respecto al estatus socioeconómico ha aumentado en los últimos años.

«Los residentes de los condados más pobres experimentan una carga cada vez más desproporcionada del cáncer más prevenible».

Los investigadores sugieren que los esfuerzos de control del cáncer centrados regionalmente podrían mejorar esta situación. Necesitamos trabajar para mejorar el acceso no solo a los programas de detección de cáncer, sino también a la atención médica básica. La simple difusión de conocimientos ya confirmados a grupos de personas que no han sido informadas (como la importancia de prevenir los comportamientos que causan cáncer) podría mejorar significativamente los resultados.

Además, debemos asegurarnos de que las minorías estén mejor representadas en los ensayos clínicos. Si un ensayo no es representativo de la población, no nos proporcionará la información que necesitamos para generar un impacto. Por ejemplo, alrededor del 60% de las personas con cáncer en los Estados Unidos tienen 65 años o más. Sin embargo, la población de mayor edad está muy poco representada en los ensayos clínicos.

Necesitamos mejorar la representación insuficiente, trabajar en el desarrollo de campañas de educación pública más sólidas y seguir avanzando en el laboratorio para mejorar los resultados para todas las personas que viven con cáncer.

Hemos logrado un progreso innegable en los últimos años, las cifras lo demuestran. Pero entender exactamente dónde nos estamos quedando atrás es esencial para avanzar.

Puede leer más sobre este tema y los datos publicados por la Sociedad Americana del Cáncer aquí.


Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email