Nueva Investigación Revela Características Microbianas Únicas en la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn

De acuerdo a una historia de news-medical.net, un equipo de investigadores descubrió que los pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria muestran distintos cambios en la composición de las bacterias que viven en sus intestinos. El tracto digestivo proporciona un hábitat para muchas bacterias diferentes que son una parte normal del cuerpo humano y normalmente no causan daño. De hecho, desempeñan un papel importante en la función normal del sistema digestivo.

Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn

La enfermedad intestinal inflamatoria se presenta en dos formas principales: la enfermedad de Crohn, que en general no se considera rara y puede afectar muchas áreas diferentes del tracto digestivo, y la colitis ulcerativa, que es menos común y siempre afecta al colon y al intestino grueso.

Sobre el Estudio

Las condiciones que resultan en estas enfermedades también alteran la composición de las bacterias dentro de los intestinos, y estos cambios pueden tener un gran impacto en la gravedad de la enfermedad de un paciente y en la utilidad y las intervenciones terapéuticas exitosas. Los investigadores encontraron que los cambios en la prevalencia de ciertas especies de bacterias en el intestino podrían hacer que la enfermedad se vuelva más resistente a la terapia. En los pacientes con enfermedad de Crohn a quienes se les extirpó quirúrgicamente la parte afectada de su intestino, estos cambios podrían incluso hacer que la enfermedad regrese en otra área después del procedimiento.

El estudio examinó a 227 pacientes sanos, 270 pacientes con enfermedad de Crohn y 232 pacientes con colitis ulcerosa. Luego compararon la composición microbiana, la forma de desarrollo de la enfermedad y la respuesta de la enfermedad al tratamiento de estos grupos.

En primer lugar, el balance microbiano en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal era muy diferente de los pacientes sanos; los pacientes enfermos tenían microentornos en los que predominaban las bacterias que podían empeorar o desencadenar los síntomas de la enfermedad, y las bacterias que eran valiosas para desempeñar un papel en la función normal eran menos comunes. Los investigadores encontraron un total de 18 tipos diferentes de bacterias que podrían desempeñar un papel en el tratamiento de estas enfermedades.

Otros factores, como el estilo de vida, el enfoque de tratamiento y la edad también fueron significativos en la forma en que impactaron a la comunidad microbiana en pacientes con colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. En última instancia, estos hallazgos revelan el papel central que desempeñan las bacterias en estas enfermedades. Es difícil predecir qué tan bien responderá un paciente al tratamiento, y hay un pequeño número de pacientes que ven pocos beneficios sin importar lo que intenten, por lo que esperamos que esta investigación pueda usarse para ayudar a los pacientes más graves a encontrar alivio.


Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Cerrar menú