Ganaxolona Siendo investigada como Tratamiento para la Esclerosis Tuberosa y el Trastorno de Deficiencia de CDKL5

Marinus Pharmaceuticals es una compañía farmacéutica que trabaja para crear tratamientos para la epilepsia y otros trastornos neuropsiquiátricos. Están en el proceso de llevar a cabo ensayos clínicos para evaluar la seguridad y eficacia de ganaxalona, y existen programas específicos dentro del estudio para examinar los efectos de este medicamento en aquellos con esclerosis tuberosa y aquellos con trastorno de deficiencia de CDKL5 (CDD).

Acerca de la Esclerosis Tuberosa

La esclerosis tuberosa es un trastorno que se caracteriza por el crecimiento de tumores no cancerosos en todo el cuerpo. Este trastorno contiene una amplia variedad de síntomas y tiene una amplia gama de severidad. Algunas personas pueden tener síntomas leves, lo que llevaría a un diagnóstico más adelante en la vida, mientras que otras tienen síntomas muy graves y se diagnostican durante la infancia.

La esclerosis tuberosa es el resultado de la herencia o un error en la división celular. Un padre que también tiene este trastorno puede transmitirlo a un niño, o puede ocurrir una mutación aleatoria que resulte en esclerosis tuberosa. Ambas causas tienen que ver con los genes TSC1 o TSC2, que son los genes que producen esclerosis tuberosa.

Los síntomas de este trastorno son el resultado de los tumores, que con mayor frecuencia crecen en los riñones, el cerebro, los ojos, el corazón, los pulmones y la piel. El tamaño y la ubicación de los tumores pueden afectar la gravedad de los síntomas. Estos síntomas incluyen anormalidades de la piel, convulsiones, discapacidades cognitivas, problemas de comportamiento, problemas renales, problemas cardíacos, problemas pulmonares y anormalidades en los ojos. Dependiendo del tamaño y la ubicación de los tumores, pueden ocurrir complicaciones potencialmente mortales. Los tumores pueden bloquear el flujo de líquido cefalorraquídeo, que luego crea un exceso de líquido dentro y alrededor del cerebro. Los tumores en el corazón pueden causar problemas cardíacos como disritmia. La insuficiencia pulmonar es una posibilidad si los tumores crecen en los pulmones, y el daño de la visión puede ocurrir si crecen en los ojos. También hay una mayor posibilidad de desarrollar tumores malignos en el cerebro o los riñones.

Para llegar a un diagnóstico, debe realizarse un examen físico y una discusión de los síntomas y los antecedentes familiares. Los médicos buscarán los tumores benignos asociados con la esclerosis tuberosa. Se ordenarán pruebas para localizar y evaluar la gravedad de los tumores. También se pueden ordenar pruebas genéticas. A menudo se ordenarán especialistas para los órganos afectados.

No hay cura para este trastorno, pero hay tratamientos disponibles para controlar los síntomas. Se pueden recetar medicamentos para ayudar a muchos de los síntomas, incluidas las convulsiones. Las cirugías pueden eliminar los crecimientos si se vuelven dañinos. La terapia del habla, ocupacional y física también pueden ayudar si los tumores causan problemas en estas áreas. Como los tumores en el cerebro pueden causar retrasos en el desarrollo, los servicios educativos y el manejo psiquiátrico o conductual también pueden ser útiles.

Acerca del Rastorno de Deficiencia de CDKL5 (CDD)

La CDD es un trastorno que se caracteriza por convulsiones durante la infancia, seguidas de retrasos en el desarrollo. La mayoría de las personas con DDC son mujeres, y los hombres con este trastorno tienden a experimentar síntomas más graves. Se hereda en un patrón dominante ligado a X. Este trastorno solía identificarse como síndrome de Rett, pero se han llevado a cabo más investigaciones que distinguen la CDD del síndrome de Rett.

CDKL5 es causado por una mutación en el gen CDKL5, que produce instrucciones necesarias para el desarrollo del cerebro. Es probable que esté involucrado con el crecimiento, el movimiento y la formación de neuronas. La mutación causa una deficiencia de la proteína, que interrumpe el desarrollo normal del cerebro.

Los síntomas de este trastorno comienzan en la infancia, ya que los bebés experimentan convulsiones. Las convulsiones comenzarán dentro de los primeros tres meses de vida, y los casos más severos tendrán convulsiones todos los días. El principal problema con estas convulsiones es que son resistentes al tratamiento. A medida que los niños crecen, tendrán retrasos en el desarrollo. La mayoría de los niños con CDD tienen discapacidades intelectuales graves y poco o nada de habla. Las habilidades motoras gruesas como sentarse y caminar también se retrasan. Las habilidades motoras finas también se ven afectadas. Otros síntomas de CDD son movimientos repetitivos de las manos, rechinar los dientes, problemas con la alimentación, interrupción del sueño, problemas gastrointestinales y respiración irregular. Las características faciales distintivas son otro síntoma de este trastorno. Las personas pueden tener frentes altas y anchas, ojos hundidos, labios carnosos, dientes muy separados, un espacio definido entre la nariz y el labio superior, y un techo alto de la boca. Algunos también se ven afectados por una cabeza pequeña, escoliosis y dedos cónicos.

Las pruebas genéticas moleculares son necesarias para confirmar un diagnóstico después de un examen físico y el estudio de los síntomas y la historia. Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento es de soporte y sintomático. La terapia ocupacional, física, del habla y de comunicación aumentativa son muy recomendables. Las convulsiones asociadas con este trastorno no se han tratado de manera efectiva con ningún medicamento, pero se están realizando más investigaciones. También se están investigando terapias de investigación para ayudar a las personas con DDC.

Sobre Ganaxolone

La ganaxolona es un modulador alostérico positivo de los receptores GABAA. Se está desarrollando en forma oral e intravenosa. Se ha demostrado que trata las convulsiones que caracterizan tanto la esclerosis tuberosa como la CDD. Se ha estudiado en más de 1,600 participantes en regímenes de tratamiento que han durado más de cuatro años para algunos. Los estudios encontraron que la ganaxolona era segura y bien tolerada. Los efectos secundarios más comunes fueron mareos, fatiga y somnolencia.

Sobre el Programa de Esclerosis Tuberosa

Marinus Pharmaceuticals planea llevar a cabo la Fase 2 de su estudio clínico centrado en la esclerosis tuberosa en la primera mitad del 2020. Esta fase evaluará la seguridad y la tolerabilidad de la ganaxolona. Esta fase planea inscribir de 20 a 40 participantes en 4 a 6 sitios en todo Estados Unidos. Estos participantes tendrán entre 2 y 65 años de edad. El estudio durará 16 semanas en total.

Sobre el Programa CDD

Ganaxolone ha recibido la designación de medicamento huérfano por la Agencia Europea de Medicamentos para el tratamiento de la DDC. Este medicamento se evaluará en la tercera fase del estudio Marigold, y la compañía actualmente está inscribiendo pacientes para esta fase. Ellos evaluarán el uso oral de este fármaco en niños y adultos jóvenes. Es un estudio doble ciego, controlado con placebo e inscribirá hasta 100 participantes entre las edades de dos y 21 años. Esperan publicar datos de esta fase en el tercer trimestre del 2020.

Marinus Pharmaceuticals está entusiasmado con los resultados de todos los programas relacionados con ganaxolona. Esperan que los resultados continúen siendo positivos y que este medicamento mejore las vidas de las personas con DDC y esclerosis tuberosa.

Encuentra el artículo fuente aquí.


Share this post