¿Los Pacientes con Enfermedad del Tejido Conectivo Tienen Más Riesgo de COVID-19?

Todos los días, aprendemos más y más sobre COVID-19. Esta pandemia viral tiene casi 4.9 millones de casos diagnosticados en todo el mundo, con 1.5 millones solo en los Estados Unidos. A medida que se descubre más sobre el virus, también entendemos mejor su intersección con otras afecciones de salud. Pero según Healio, las personas con enfermedad del tejido conectivo (como la esclerosis sistémica o el síndrome de Sjögren) no deben preocuparse. Investigadores Italianos determinaron que este grupo, mientras está en terapia reumática, no tiene más riesgo de contraer COVID-19. Echa un vistazo a sus hallazgos en el Journal of Rheumatology.

Enfermedad del Tejido Conectivo

Básicamente, su cuerpo está compuesto de muchas partes o estructuras. El tejido conectivo los une a todos. Está formado por colágeno y elastina. En un paciente con enfermedad del tejido conectivo, estas proteínas se inflaman, causando daño al tejido. Hay más de 200 tipos de enfermedad del tejido conectivo. Sin embargo, los tres siguientes fueron los principales examinados en este estudio.

Lupus Eritematoso Sistémico

Puede saber esto por un nombre mucho más simple: lupus. Este trastorno autoinmune hace que el cuerpo ataque por error sus propios tejidos y órganos. Puede afectar muchos órganos. Como resultado, las personas con lupus pueden experimentar una variedad de síntomas, así como variaciones en la gravedad. Algunos pacientes incluso pueden experimentar síntomas temporales, mientras que otros tienen síntomas de por vida. Éstas incluyen:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor y rigidez en las articulaciones.
  • Lesiones de la piel
  • Una erupción en forma de mariposa en la cara
  • Dolor en el pecho y dificultad para respirar
  • Confusión y pérdida de memoria.
  • El fenómeno de Raynaud

Las complicaciones adicionales pueden incluir inflamación de órganos, infección, muerte del tejido óseo y cáncer. El lupus puede ser provocado por la luz solar, infecciones o medicamentos. Los factores de riesgo incluyen la edad (15 a 45 años) y el sexo biológico (las mujeres tienen un mayor riesgo que los hombres). Aprende más sobre el lupus.

Esclerosis Sistemica

También llamado esclerodermia sistémica, este trastorno autoinmune hace que la piel se tense y engrose. El tejido cicatricial, llamado fibrosis, se acumula en la piel y en los órganos. No hay una causa clara, pero la mayoría de los casos nose heredan. Sin embargo, es 4 veces más probable que afecte a las mujeres. El inicio de los síntomas generalmente ocurre a mediados de la edad adulta. Éstas incluyen:

  • Malestar Gastrointestinal
  • Dolor y rigidez en las articulaciones.
  • El fenómeno de Raynaud
  • Hinchazón en las extremidades
  • Acidez
  • Dificultad para tragar
  • Llagas abiertas en los dedos o bultos dolorosos debajo de la piel.
  • Insuficiencia renal

Obtenga más información sobre la esclerosis sistémica.

Síndrome de Sjogren

El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmune del cuerpo ataca por error a las glándulas que producen algún tipo de humedad o líquido. Los médicos no conocen la causa del síndrome de Sjögren. Sin embargo, se cree que la genética juega un papel importante. La condición afecta a las mujeres 10 veces más que a los hombres. La afección es primaria(progresión gradual, ninguna otra enfermedad reumática) o secundaria(aparece junto con otros trastornos autoinmunes, ojos y boca secos).

El inicio de los síntomas generalmente ocurre entre las edades de 45 y 55 años. Estos incluyen cambios en el olfato y el gusto, gingivitis, rigidez y dolor en las articulaciones, fatiga, reflujo ácido, ojos irritados y dolorosos y sequedad de boca, labios, garganta, vagina y piel. Aprenda más sobre el síndrome de Sjogren.

Investigación

Los investigadores querían comprender cómo COVID-19 se cruzaba con la enfermedad del tejido conectivo, particularmente si los pacientes recibían terapia reumática. Esto se debe a que la terapia incluye inmunosupresores.

Para comenzar, los investigadores realizaron una encuesta sobre información clínica, síntomas respiratorios, estado de COVID-19 y comportamiento del paciente. Pacientes compuestos por los siguientes datos demográficos:

  • 123 pacientes en total. De estos, el 49.6% (61) tenía lupus eritematoso sistémico. El 34.97% (43) tenía esclerosis sistémica. 8.13% (10) tenía el síndrome de Sjögren. 7.3% (9) tenían enfermedad indiferenciada del tejido conectivo.
  • El 81.3% (100) eran mujeres.
  • Edad media: 49.3 años
  • Duración media de la enfermedad: 10.2 años
  • Pacientes con diagnóstico de COVID-19: 1 paciente, 33 años, esclerosis sistémica. COVID-19 fue fatal tras el desarrollo de neumonía.
  • Pacientes con síntomas respiratorios:14 pacientes.
  • Pacientes que trabajan desde casa o que practican el distanciamiento social: 103 pacientes

Los investigadores determinaron que el 60% (73) pacientes fueron tratados con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME). Estos no solo ayudan a reducir el dolor y la hinchazón, sino que también retrasan la progresión de la enfermedad del tejido conectivo. De estos:

  • El 42.5% (31) tomó hidroxicloroquina.
  • El 30% (22) tomó micofenolato.
  • El 15% (11) tomó metotrexato.
  • El 11% (8) tomó azatioprina.
  • El 1.4% (1) tomó ciclosporina.

El 20% (25) pacientes fueron tratados con productos biológicos, una terapia farmacológica creada a partir de fuentes biológicas. De estos, el 72% (18) tomó belimumab. 20% (5) tomó rituximab. 8% (2) tomó tocilizumab. Además, el 64.2% (79) también tomó corticosteroides.

Al final del estudio, 5 pacientes interrumpieron la terapia. 115 han mantenido un estado de enfermedad estable sin brotes. Solo 2 pacientes experimentaron brotes de síntomas. Finalmente, los investigadores determinaron que:

«alentar a los pacientes con CTD a mantener una terapia reumatológica continua y adherirse estrictamente a las normas para prevenir la infección ha evitado la recaída de la enfermedad reumática sin aumentar el riesgo de COVID-19».

Jessica Lynn

Jessica Lynn

Jessica Lynn has an educational background in writing and marketing. She firmly believes in the power of writing in amplifying voices, and looks forward to doing so for the rare disease community.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email