Reportando Dos Años de Tratamiento de Seguimiento PQRAD

En el 2015, familias de Gales e Inglaterra recibieron la buena noticia de que el tolvaptán (JINARC®), desarrollado para la enfermedad renal poliquística autosómica dominante (PQRAD), estará disponible dentro de un año.

Según un artículo reciente en el Nephrology Times, la Dra. Judith Muñoz y sus asociados en España realizaron un seguimiento de dos años al ensayo TEMPO. El equipo está estudiando el tolvaptán en términos de seguridad y efectividad como seguimiento del ensayo durante los dos primeros años de tratamiento.

El primer medicamento para tratar la PQRAD

El tolvaptán (JINARC®) es el primero de su tipo en tratar lo que los investigadores llaman una de las enfermedades renales más extendidas del mundo. La PQRAD es la cuarta causa principal de enfermedad renal en etapa terminal en adultos.

Aunque la enfermedad se identificó por primera vez en el siglo XVI, en este momento todavía no hay cura.

Sobre el Tolvaptán

El tolvaptán se ha recomendado para el tratamiento en adultos que tienen PQRAD y enfermedad crónica de los riñones en la etapa dos o tres. También debe haber evidencia de que su enfermedad está progresando rápidamente. El trastorno afecta a hombres, mujeres y todos los grupos étnicos por igual en todo el mundo.

El tolvaptán funciona al inhibir una «hormona antidiurética» llamada vasopresina que regula el sodio y el agua en los riñones. La vasopresina es la principal responsable de la formación de quistes renales, secreción de fluidos y su crecimiento. La vasopresina también es responsable del aumento significativo de los riñones poliquísticos.

El tolvaptán es un receptor selectivo de vasopresina V2 (bloqueador) que se une a un receptor en lugar de activarlo. Tolvaptan es un diurético de nueva generación.

PQRAD: Una Enfermedad Compleja

La característica más notable de PQRAD es la existencia de quistes o unidades de filtración en el riñón que están llenas de líquido. El millón o más agentes filtrantes se llaman nefronas.

Es bien sabido que el riñón es un agente filtrante esencial que es responsable del filtrado diario de la sangre. Pero con el tiempo, con PQRAD, los quistes aumentarán de peso, volumen y tamaño e interferirán con el tejido sano.

Un riñón PQRAD puede crecer más de cincuenta veces más que un riñón de tamaño normal. Los quistes pueden llegar a ser tan grandes como el riñón mismo, volverse dolorosos, causar infecciones y/o estallar. Puede ser necesario aspirar el quiste o posiblemente extraer uno o ambos riñones.

Algunos pacientes avanzarán a la enfermedad renal en etapa terminal (ESRD, por sus siglas en inglés) antes de los sesenta años. Si se produce ESRD, la diálisis o el trasplante a menudo pueden salvar la vida del paciente.

Sobre el Ensayo TEMPO del 2015

TEMPO, un ensayo clínico de tres años, fue el estudio más grande de PQRAD realizado en ese momento.

En comparación con el grupo placebo, el tolvaptán redujo el agrandamiento renal anormal en aproximadamente un cincuenta por ciento. Es importante destacar que los pacientes vieron una disminución en la pérdida de la función renal. La droga también redujo las infecciones y el dolor.

Otsuka Pharmaceutical Ltd proporcionó fondos para el desarrollo y ensayos clínicos de tolvaptán.

Sobre el seguimiento TEMPO

Ciento cuarenta y tres pacientes con PQRAD que tenían enfermedad renal (etapa uno a cuatro) recibieron tolvaptán. Se recogieron datos de quince centros en Madrid, España.

La mediana de seguimiento fue de ocho meses. El setenta y cuatro por ciento de los pacientes tuvieron eventos adversos. El sesenta y ocho por ciento de estos pacientes exhibieron un volumen de orina excepcionalmente pesado más frecuencia de micción (poliuria) durante el día y la noche.

Aproximadamente a los once meses, treinta y un pacientes interrumpieron el tratamiento. Aunque catorce pacientes informaron niveles elevados de enzimas hepáticas, no hubo informes de lesión hepática grave.

La razón principal para la interrupción fue por el medicamento que, como se informó anteriormente, causó un gran volumen de orina más frecuencia de micción. Sin embargo, nueve de los treinta y un pacientes regresaron al ensayo y continuaron el tratamiento.

Resumen

En resumen, los autores del ensayo TEMPO consideraron el tolvaptán como un medicamento seguro para los pacientes con PQRAD. Los datos que se obtuvieron de un ensayo posterior, REPRISE, fueron de naturaleza similar.

Los médicos señalan que debido a varios eventos adversos, los niveles de enzimas en el hígado deben ser monitoreados. Enfatizaron que no se habían reportado muertes por daño hepático y que después de haber sido tratadas durante dos años, las funciones renales de los pacientes se mantuvieron estables.


¿Qué piensa sobre este avance potencial para pacientes con enfermedad renal? ¡Comparta sus anécdotas, ideas y deseos con la comunidad Patient Worthy! Este artículo ha sido traducido al español lo mejor posible dentro de nuestras habilidades. Reconocemos que tal vez no hayamos captado todas las matices y especificidades de su región, por lo que si tiene alguna sugerencia o desea ayudarnos a refinar nuestras traducciones, envíe un correo electrónico a ideas@patientworthy.com.

Rose Duesterwald

Rose Duesterwald

Rose became acquainted with Patient Worthy after her husband was diagnosed with Acute Myeloid Leukemia (AML) six years ago. During this period of partial remission, Rose researched investigational drugs to be prepared in the event of a relapse. Her husband died February 12, 2021 with a rare and unexplained occurrence of liver cancer possibly unrelated to AML.

Share this post

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email