Estudio Sugiere que la Enfermedad de Charcot Marie Tooth Causa una Reorganización Estructural en el Cerebro

Un estudio reciente en Frontiers in Neurology publicó hallazgos sobre cambios cerebrales en pacientes con la enfermedad de Charcot Marie Tooth tipo 1A, una enfermedad neurológica rara que afecta los músculos. Los investigadores han descubierto que la enfermedad provoca que los pacientes experimenten una reorganización estructural en el cerebro, en particular, en el cerebelo, la parte del cerebro que controla el equilibrio, y el hipocampo, para la memoria. Creen que esto es para compensar los desequilibrios del sistema nervioso periférico causados por la enfermedad.

Enfermedad de Charcot-Marie Tooth Tipo 1A

Charcot Marie Tooth tipo 1A (CMT1A) es una enfermedad neurológica rara trastorno causado por una mutación en genes que facilitan la comunicación de información sensorial a los músculos del paciente. En cambio, la mutación hace que las células nerviosas a cargo de la comunicación se deterioren, impidiendo la comunicación. Los síntomas pueden comenzar en la adolescencia o en la adultez temprana e incluyen debilidad en los pies y los músculos de la parte inferior de las piernas, deformidades de los pies (arcos altos, dedos en martillo), deformidades de las piernas, debilidad de las manos, atrofia muscular y dificultad para caminar o con la motricidad fina. No existen curas, pero los pacientes tienen una amplia gama de terapias que ayudan sintomáticamente.

El Estudio

El cerebro es capaz de adaptarse a los cambios causados en el sistema nervioso periférico, la parte del cerebro que maneja la comunicación entre el cerebro y el cuerpo, formando nuevas conexiones y redireccionando partes del cerebro. Los investigadores han descubierto que los pacientes con CMT experimentan cambios cerebrales en el sistema nervioso periférico que, según ellos, son un mecanismo que utiliza el cerebro para compensar los cambios causados por la enfermedad.

Métodos de Prueba

El estudio se realizó en 40 participantes, con 20 sujetos sanos emparejados con 20 pacientes con CMT1A según los atributos demográficos. Luego, los médicos examinaron la variación en el movimiento y las funciones sensoriales tanto a través de exámenes físicos como de resonancias magnéticas. Las resonancias magnéticas, específicamente las imágenes por resonancia magnética volumétrica (vMRI) y las imágenes por tensor de difusión (DTI), determinaron el cuerpo interno del cerebro en 3D y capturaron tractos de materia blanca, que son canales de comunicación entre las regiones del cerebro.

Hallazgos

Estas resonancias magnéticas recogieron un patrón. Los pacientes con CMT1A tendían a tener más materia gris, que en su mayoría están formadas por células nerviosas, en el cerebelo, el hipocampo y el parahipocampo. El cerebelo es la región del cerebro responsable del equilibrio y el movimiento, el hipocampo del aprendizaje espacial y la creación de recuerdos, y el parahipocampo con la recuperación de la memoria.
En el estudio, señalan cómo los datos son evidencia de una reorganización estructural en los cerebros de los pacientes con CMT1A, lo que refleja el mecanismo compensatorio del cuerpo «en respuesta a la patología del nervio periférico».
Al encontrar los mecanismos exactos efectuados, pueden encontrar relaciones entre partes del cuerpo. Estos hallazgos muestran que la enfermedad no solo afecta al sistema nervioso, ya entendido como relacionado con la CMT, sino también al sistema nervioso periférico, que puede recuperarse un poco.
Encuentra el artículo fuente aquí.

Share this post