Rare Classroom: Deficiencia de POMC

Bienvenido a Rare Classroom (Aula Rara), una nueva serie de Patient Worthy. Rare Classroom está diseñado para el lector curioso que desea informarse sobre algunas de las enfermedades y afecciones más raras y misteriosas. Existen miles de enfermedades raras, pero solo una pequeña cantidad de ellas tienen tratamientos viables y son noticia con regularidad. Esta serie es una oportunidad para aprender los conceptos básicos sobre algunas de las enfermedades de las que casi nadie escucha mucho o sobre las que de otra manera no hemos podido informar con mucha frecuencia.

Ojos al frente y oídos abiertos. La clase está ahora en sesión.

La enfermedad de la que aprenderemos hoy es:

Deficiencia de Proopiomelanocortina (POMC)

¿Qué es la Deficiencia de POMC?

  • La deficiencia de proopiomelanocortina, también conocida como deficiencia de POMC, por sus siglas en Inglés (pronunciado POM-see), es parte de un grupo más grande de trastornos conocidos como trastornos genéticos raros de la obesidad.
  • Enfermedad huérfana ultra rara y potencialmente mortal que resulta de una variante del gen POMC, que conduce a la pérdida de función en la vía MC4.
  • La vía MC4R nos dice cuándo comer y cuándo estamos llenos. Variantes o cambios en el gen POMC puede detener el funcionamiento de una parte de esta vía y evitar que se envíe este importante mensaje.
  • Se estima que afecta a entre 100 y 500 personas en todo el mundo.

¿Cómo lo Adquiriste?

  • La deficiencia de POMC es causada por mutaciones en genPOMC, que proporciona instrucciones para producir la proteína proopiomelanocortina. Esta proteína se corta (escinde) en pedazos más pequeños llamados péptidos que tienen diferentes funciones en el cuerpo. Uno de estos péptidos, ACTH, estimula la liberación de otra hormona llamada cortisol de las glándulas suprarrenales.
  • El diagnóstico de deficiencia de POMC se sospecha en un probando con los siguientes hallazgos clínicos y de laboratorio:
    • Obesidad hiperfágica grave de inicio en la infancia
    • Insuficiencia suprarrenal congénita, resultante de la deficiencia de corticotropina (ACTH)
  • El diagnóstico de deficiencia de POMC se confirma por la presencia de la variante patógena de POMC bialélica
    • Si su médico sospecha un diagnóstico de deficiencia de POMC basándose en los signos y síntomas clínicos, se puede solicitar un análisis de sangre genético especial para ayudar a confirmar el diagnóstico mediante pruebas genéticas.
  • La deficiencia de POMC también puede ser causada por una variante en el gen PCSK1, que también se encuentra en la vía MC4R.
    • Las personas con esta variante pueden experimentar síntomas como hambre insaciable, diarrea de mala absorción y anomalías endocrinas.

¿Cuales Son Los Sintomas?

  • Sin un tratamiento temprano, la insuficiencia suprarrenal asociada con la deficiencia de POMC puede ser fatal.
  • Los niveles bajos de ACTH conducen a una condición llamada insuficiencia suprarrenal, que ocurre cuando el par de pequeñas glándulas en la parte superior de los riñones (las glándulas suprarrenales) no producen suficientes hormonas.
  • La insuficiencia suprarrenal a menudo resulta en períodos de niveles muy bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia) en personas con deficiencia de POMC, que puede causar convulsiones, niveles elevados de una sustancia tóxica llamada bilirrubina en la sangre (hiperbilirrubinemia) y una capacidad reducida para producir y liberar un digestivo. líquido llamado bilis (colestasis).
  • Sin un tratamiento temprano, la insuficiencia suprarrenal puede ser fatal.
  • La piel pálida que se quema fácilmente cuando se expone al sol y el cabello rojo son comunes en la deficiencia de POMC, aunque no todas las personas con la afección tienen estas características.
  • En infantes:
    • Los bebés con deficiencia de POMC generalmente tienen un peso promedio al nacer y tienen un horario de alimentación estándar.
    • Pero dentro de las primeras semanas de sus vidas, pueden desarrollar un apetito insaciable y llorar constantemente para ser alimentados.
    • Debido a estos síntomas, los bebés con deficiencia de POMC pueden comenzar a ganar peso rápidamente, y es probable que su índice de masa corporal (IMC) caiga al percentil 95 o superior para su edad.
    • La mayoría de las personas con deficiencia de POMC también continúan experimentando hambre insaciable y obesidad severa en la vida adulta.
  • Algunas personas, pero no todas, también pueden tener:
  • Niveles de tiroides levemente bajos (hipotiroidismo)
  • Deficiencia de hormona del crecimiento (GH) de inicio en la adolescencia
  • Retraso en la pubertad en la adolescencia causado por desequilibrios hormonales (hipogonadismo hipogonadotrópico)
  • Cabello rojo y pigmentación clara de la piel.
  • Enfermedad del higado

¿Como Es Tratado?

  • El tratamiento de la deficiencia de POMC puede ser un desafío.
  • Los pacientes requieren tratamiento con glucocorticoides de por vida con dosis de reemplazo. No se requiere reemplazo de mineralocorticoides.
  • El hipotiroidismo debe controlarse y tratarse si está presente.
  • La obesidad de aparición temprana puede ser muy difícil de tratar más allá de las medidas dietéticas y de estilo de vida estándar, pero el componente hiperfágico es especialmente desafiante. Krude et al intentaron el tratamiento con ACTH intranasal en dos casos índice con el fragmento de péptido de ACTH idéntico a a-MSH.
  • Sin embargo, el tratamiento con ACTH a dosis bajas durante las primeras seis semanas seguido de una dosis alta (5 mg/día) no produjo una respuesta significativa en la pérdida de peso.
  • Las posibles opciones de tratamiento pueden incluir:
    • Fentermina, un psicoestimulante que estimula la activación simpática
    • Topiramato, un anticonvulsivo
    • Lorcaserin, un agonista del receptor de serotonina
    • Benzfetamina, anfetamina que previene la absorción de monaminas
    • Orlistat, un inhibidor de la lipasa que detiene la absorción de grasas
    • Liraglutida, un agonista del receptor de GLP-1
    • Naltrexona + bupropión

¿Dónde Puedo Obtener Más Información?

Share this post

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email