Los Datos de Seguridad se Ven Bien en el Ensayo de Fase 3 de un Posible Fármaco para la Hipertensión Arterial Pulmonar

De acuerdo a una historia de BioSpace, La compañía biofarmacéutica Liquidia Technologies, Inc., ha publicado recientemente datos de seguridad provisionales para su ensayo clínico abierto de prueba de Fase 3 LIQ861. Estos datos indican que el fármaco experimental, que es una formulación en polvo de treprostinil, tiene un perfil de seguridad favorable. LIQ861 está en desarrollo como un tratamiento para el trastorno raro de la hipertensión arterial pulmonar.

Sobre La Hipertensión Arterial Pulmonar

La hipertensión arterial pulmonar es una condición en la que la presión arterial en las arterias de los pulmones es anormalmente alta. La causa de la hipertensión arterial pulmonar a menudo se desconoce en muchos casos. Sin embargo, hay una variedad de causas potenciales, como ciertas mutaciones genéticas hereditarias, la exposición a ciertas toxinas y el uso de drogas (por ejemplo, metanfetamina). También puede aparecer como un síntoma o complicación en una serie de otras enfermedades, como la enfermedad cardíaca, la enfermedad del tejido conectivo y la infección por VIH. Las arterias en los pulmones a menudo están inflamadas. Los síntomas de esta condición incluyen latidos cardíacos rápidos, poca tolerancia al ejercicio, falta de aliento, desmayos, hinchazón de las piernas, fatiga y dolor en el pecho. El tratamiento puede incluir varios medicamentos y operaciones quirúrgicas, incluido el trasplante de pulmón. Un trasplante puede curar la afección, pero puede causar muchas complicaciones. La tasa de supervivencia a menudo es de solo dos o tres años sin tratamiento, pero los últimos medicamentos pueden prolongar la vida por varios años o más. Haga clic aquí para aprender más sobre la hipertensión arterial pulmonar.

Hallazgos Provisionales de Seguridad

Estos datos de seguridad se informaron en un punto de tiempo de dos semanas según lo solicitado específicamente por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y se incluirán en la Solicitud de Nuevo Medicamento de la compañía. En este punto de tiempo de dos semanas, el fármaco fue bastante bien tolerado en los pacientes. No hubo indicios de toxicidad grave que pudiera limitar la dosis ni eventos adversos relacionados con el fármaco. En este marco de tiempo, los pacientes fueron dosificados a 125mcg.

Desde entonces, los pacientes han recibido dosis de hasta 150mcg sin ningún cambio en el perfil de seguridad. Los efectos secundarios de LIQ861 parecen ser leves e incluyen tos, dolor de cabeza e irritación de garganta. El objetivo de LIQ861 es superar las limitaciones actuales de muchas terapias inhaladas y hasta ahora parece ser capaz de administrar dosis más altas en los pulmones de forma más segura.

 


Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Cerrar menú