La colaboración casual revela cómo se forman los tumores de cáncer de páncreas

Gracias a un encuentro casual en un cobertizo para bicicletas, dos grupos de investigación en el Instituto Francis Crick han descubierto dos formas distintas en que se forman y crecen los tumores de cáncer de páncreas.

El primer grupo de investigación se especializa en cáncer de páncreas y células madre. Este equipo está liderado por Axel Behrens. El segundo grupo de investigación examina los procesos biológicos utilizando la física para mejorar la comprensión científica. Este equipo está liderado por Guillaume Salbreux. Los dos equipos trabajaron juntos durante seis años, determinados a descubrir la razón detrás de la formación única de este cáncer.

El Descubrimiento

El Páncreas tiene una red de conductos que lo conectan con otros órganos del cuerpo. La mayoría de los tumores de cáncer de páncreas se forman en estos conductos, no en el páncreas en sí. Sin embargo, durante mucho tiempo ha sido un misterio por qué los tumores crecen en formas únicas y diferentes. Los modelos de tejido 2D se han utilizado durante años para intentar comprenderlos. Sin embargo, no fue hasta que este grupo de investigadores usó las imágenes en 3D que la comunidad científica pudo explicar con precisión el patrón de crecimiento del tumor.

Al usar las imágenes en 3D y luego generar un modelo computarizado preciso, los investigadores descubrieron que en realidad hay dos formas únicas en que se forman los tumores en los conductos del páncreas. Un tipo de tumor crece hacia adentro (endofítico) y uno crece hacia afuera (exofítico). Se encontró que los tumores crecían hacia afuera cuando el conducto tenía menos de 20 micrómetros de diámetro. Cuando el conducto es más ancho que esto, los tumores crecen hacia adentro. Realmente se reduce a la física. Los investigadores también encontraron que la dirección del crecimiento del tumor se inicia tan pronto como las primeras células defectuosas comienzan a dividirse.

Con esta nueva comprensión, podemos comenzar a profundizar en la investigación de estos dos tipos específicos de tumores. Un estudio futuro puede indicar, por ejemplo, que un tipo se propaga de manera diferente o es más agresivo que el otro.

Para otros canceres

Después de este brillante descubrimiento para el cáncer de páncreas, el equipo de investigación comenzó a analizar cómo podrían usar esta nueva tecnología para investigar otros tipos de cáncer. Aplicaron la misma técnica de imágenes en 3D a otros órganos del cuerpo, como el hígado y los pulmones. Encontraron que los tumores se comportaban de la misma manera en los conductos/vías respiratorias de estos órganos. Esto indica que este comportamiento no está relacionado únicamente con el cáncer de páncreas y que esta tecnología podría ayudar en la investigación de otras enfermedades.

Esta tecnología de imágenes 3D ahora está patentada oficialmente. Los investigadores esperan que en los próximos años, esta nueva técnica para examinar tumores y nuestra comprensión cada vez mayor de su desarrollo, ayude a ayudar en la búsqueda de tratamientos efectivos. Además, este proceso podría mejorar la tasa y la precisión del diagnóstico. En última instancia, el conocimiento de cómo se comporta el cáncer en las primeras etapas es esencial para entender cómo tratarlo en sus últimas etapas. Gracias a esta colaboración entre investigadores, estamos un paso más cerca en el camino de encontrar una cura para el cáncer de páncreas y otros tipos de cáncer.

Puede leer los resultados completos de este estudio aquí, publicado en la revista Nature.

También puede leer más sobre esta investigación y la colaboración que la llevó aquí.


Share this post