El Grafeno Podría Ayudar Algún Día a Diagnosticar la ELA, y EM

Según un artículo en UIC Today, los científicos de la Universidad de Illinois en Chicago realizaron experimentos que sugieren que el grafeno podría ser útil para diagnosticar laesclerosis lateral amiotrófica (ELA) o la esclerosis múltiple (EM) en pacientes médicos.

¿Qué es el grafeno?

El grafeno es una forma de carbono muy simple pero muy compleja; específicamente, una lámina de átomos de carbono de una sola capa de espesor. Se había teorizado durante décadas, pero los científicos no pudieron sintetizar una capa de la sustancia que solo tenía un átomo de espesor hasta 2004.

Fue entonces cuando Andre Geim y Kostya Novoselov, dos científicos de la Universidad de Manchester, finalmente resolvieron el enigma de décadas de aislar una hoja tan delgada. Ellos usaron cinta adhesiva.

Grafito, sí, el mismo grafito en su lápiz, es básicamente un bloque grueso de grafeno. Geim y Novoselov determinaron que se podría crear una verdadera capa única de grafeno simplemente aplicando un tramo de cinta adhesiva a un bloque de grafito. Continuaron aplicando y retirando trozos de cinta opuesta entre sí hasta que finalmente tuvieron una capa de solo un átomo de espesor. En 2010 recibieron el Premio Nobel por su investigación innovadora.

El grafeno tiene una serie de propiedades inusuales que ha entusiasmado a los científicos en varios campos. Hasta ahora, sus usos más prometedores son en las industrias eléctricas y mecánicas, aunque también ha avanzado en el campo de la medicina.

Aplicaciones Potenciales para Enfermedades Neurodegenerativas

En una investigación publicada en Noviembre de 2017, el grafeno puede ser útil para ayudar a los médicos a diagnosticar a las personas que presentan síntomas neurodegenerativos. Cuando el líquido cefalorraquídeo de un paciente se introduce en una capa de grafeno, cambia algunas de las características observables del grafeno.

Específicamente, los científicos observaron los fonones en el grafeno, un área de una sustancia donde las moléculas se condensan brevemente, no como una onda o vibración. Cuando el líquido cefalorraquídeo de un individuo se introdujo en el grafeno, las vibraciones de la sustancia cambiarían de forma cuantificable. Sorprendentemente, la investigación mostró que el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con ELA cambió los fonones del grafeno de manera diferente a la del líquido tomado de una persona con EM. El fluido de personas sin ELA o EM también tuvo un efecto único en el grafeno.

Al observar la energía de estas ondas, los investigadores afirman que pudieron deducir las diferencias entre el líquido espinal extraído.

La investigación aumenta la esperanza de que algún día los profesionales médicos puedan usar el grafeno para ayudar a sus pacientes. Sin embargo, por el momento, la investigación sigue siendo precisamente eso: una interesante peculiaridad de laboratorio que debe estudiarse más a fondo antes de obtener una amplia aceptación médica.


El grafeno ha demostrado un potencial increíble para todo tipo de usos. ¿Qué opinas de esta tecnología intrigante? ¡Comparta sus anécdotas, ideas y deseos con la comunidad Patient Worthy! Este artículo ha sido traducido al español lo mejor posible dentro de nuestras habilidades. Reconocemos que tal vez no hayamos captado todas las matices y especificidades de su región, por lo que si tiene alguna sugerencia o desea ayudarnos a refinar nuestras traducciones, envíe un correo electrónico a ideas@patientworthy.com.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email