NAFLD No Tiene Opciones de Tratamiento Actuales, pero la Cirugía de Bypass Gástrico Puede Ser la Respuesta.

Como se informó originalmente en News Medical, un nuevo estudio sugiere que la cirugía bariátrica de bypass gástrico puede ser el tratamiento más efectivo para la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD). Este trastorno actualmente no tiene opciones de tratamiento medicinal aprobadas, pero se recomienda a los pacientes que bajen de peso para reducir la acumulación de grasa.

Enfermedad del Hígado Graso No Alcohólico

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) es una enfermedad causada por una acumulación de grasa en el hígado, pero no está asociada con el consumo de alcohol. Está fuertemente asociado con enfermedades relacionadas con la obesidad, con el 30-90% de las personas que son obesas víctimas de la enfermedad y el 40-80% de los pacientes con diabetes tipo 2. Si bien la condición no tiene síntomas claros y distintos, puede provocar inflamación que dañe el hígado. Esta inflamación del hígado puede causar un subconjunto más grave de la enfermedad conocida como esteatohepatitis no alcohólica (NASH,por sus siglas en Inglés) que puede dañar permanentemente el hígado y causar otro trastorno potencialmente mortal, la cirrosis. Esto inhibe la capacidad del hígado para funcionar correctamente y puede requerir un trasplante de hígado.

Tratamiento Actual

Actualmente no hay medicamentos aprobados para la enfermedad. Actualmente se recomienda a los pacientes perder peso, ya que la enfermedad está fuertemente asociada con la obesidad y la diabetes tipo 2. Perder peso puede reducir la grasa en el hígado, lo que puede reducir la inflamación, la fibrosis y las cicatrices. La Dra. Marta Borges-Canha explicó: «La NAFLD está fuertemente asociada con la obesidad, y la prevalencia de ambas enfermedades está aumentando notablemente. Existe una preocupante falta de opciones de tratamiento efectivas para los pacientes con NAFLD».

Estudio Sugiere Cirugía de Bypass Gástrico

El nuevo estudio aceptado por la reunión anual de la Endocrine Society, ENDO 2020, compara diferentes cirugías de pérdida de peso para abordar la enfermedad: manga gástrica, banda gástrica o cirugía de derivación gástrica. Llegaron a la conclusión de que un bypass gástrico es la mejor opción de los tres.

Los investigadores estudiaron a 1995 pacientes que eran obesos mórbidos y pasaron por las diferentes cirugías bariátricas. La muestra fue mayoritariamente femenina (85.8%) y de mediana edad, con un promedio de 43 años. Descubrieron que un año después de la cirugía, los pacientes tenían resultados significativos en los diferentes indicadores de la progresión de la enfermedad. Esto incluyó una reducción notable en las enzimas hepáticas; el Índice de hígado graso (FLI, por sus siglas en Inglés): un índice que mide la esteatosis hepática y el depósito de grasa en función del IMC, la circunferencia de la cintura, los niveles de triglicéridos y una enzima hepática; y el puntaje BARD, una medida de cicatrización hepática basada en enzimas hepáticas, IMC, y si un paciente tiene diabetes y qué tan grave es.

Las diversas cirugías tuvieron diferentes efectos en las diferentes medidas. La manga gástrica fue más efectiva para reducir la acumulación de enzimas hepáticas de los tres, y más efectiva para reducir las otras medidas que la banda gástrica. Sin embargo, la cirugía de bypass gástrico fue más efectiva para reducir el índice FLI y BARD, lo que llevó a los científicos a considerarla la opción más prometedora de las tres.


Share this post