Una Mutación SF3B1 Puede Causar un Nuevo Subconjunto de Síndromes Mielodisplásicos

La investigación genética es un campo floreciente y emocionante. Con el descubrimiento de nuevas mutaciones y variantes genéticas se llega a una comprensión más profunda de las enfermedades raras y sus subtipos. Según Cancer Network, los investigadores han hecho exactamente eso para los síndromes mielodisplásicos. Los investigadores, que publicaron sus hallazgos en Blood, creen que una mutación del gen SF3B1causa un subtipo distinto de MDS.

Síndromes Mielodisplásicos

Los síndromes mielodisplásicos (SMD) son un grupo de condiciones que evitan que las células sanguíneas sanas salgan de la médula ósea. Los glóbulos rojos y blancos y las plaquetas ayudan a que su cuerpo funcione sin problemas. Los glóbulos rojos transportan oxígeno y ayudan a eliminar los desechos. Los glóbulos blancos juegan un papel en su función inmune. Finalmente, las plaquetas juegan un papel en la coagulación de la sangre. Pero para las personas con SMD, estas células sanguíneas no crecen adecuadamente o no salen de la médula ósea.

Los síndromes mielodisplásicos son progresivos, pero los síntomas, la gravedad y la esperanza de vida varían. Se convierte en leucemia mieloide aguda en aproximadamente la mitad de todos los casos. Los cinco subtipos de síndromes mielodisplásicos son anemia refractaria, leucemia mielomonocítica crónica, anemia refractaria con sideroblastos, anemia refractaria con exceso de blastos y anemia refractaria con exceso de blastos en transformación

Los síntomas dependen de qué tipo de recuento de células sanguíneas tiene bajo.

Las Células Rojas de la Sangre

Un recuento bajo de glóbulos rojos se llama anemia. Con esto, puede experimentar fatiga, niveles bajos de energía, dolor en el pecho, piel pálida, falta de aliento y palpitaciones del corazón.

Células Blancas

Un recuento bajo de glóbulos blancos se llama neutropenia. Con esto, puede experimentar un aumento de las infecciones pulmonares, sinusales, de la piel y del tracto urinario.

Plaquetas

Un recuento bajo de plaquetas se llama trombocitopenia. Con esto, tendrá moretones y sangrará más fácilmente porque su sangre no se coagulará normalmente.

Obtenga más información sobre los síndromes mielodisplásicos.

Mutación SF3B1

Los investigadores proponen que los síndromes mielodisplásicos mutados con SF3B1se consideren su propia clasificación distinta. Alrededor del 20% de los pacientes con SMD tienen la mutación SF3B1.

Después de analizar estudios previos y registros de pacientes basados en bases de datos, los investigadores encontraron una clara diferencia entre los pacientes con mutación y los que no. De 3,479 pacientes, 22.8% (795) tenían la mutación SF3B1.

Utilizando los datos, los investigadores propusieron nuevos criterios de diagnóstico para los síndromes mielodisplásicos mutados con SF3B1. Éstas incluyen:

  • Citopenia: una forma elegante de decir que su recuento de células sanguíneas es más bajo de lo que debería ser.
  • Mutación somática de SF3B1: en este caso, “somático” significa físico, es decir, una mutación que causa algunos síntomas corporales.
  • Displasia morfológica: el desarrollo de células anormales (pero generalmente no células cancerosas).
  • Explosiones de médula ósea y sangre periférica: las explosiones son básicamente células jóvenes e inmaduras.

Sin embargo, las personas con lesiones genéticas concomitantes seleccionadas no se ajustan a este criterio. Según uno de los autores del estudio:

“Esto representa un importante paso adelante en [diagnosing] MDS sobre la base de las características genéticas [without blood marrow analysis] “.

Tratamiento de síndromes mielodisplásicos mutados con SF3B1 con Luspatercept

Un ensayo clínico de Fase III encontró que luspatercept trató eficazmente a muchos pacientes con MDS mutado con SF3B1. La terapia está aprobada por la FDA.

El ensayo clínico de Fase III siguió a 229 pacientes con SMD. Antes del estudio, todos los pacientes estaban siendo tratados con transfusiones de glóbulos rojos. De este grupo:

  • El 66.8% (153 pacientes) recibió luspatercept subcutáneo cada 3 semanas.
  • El 33.2% (76 pacientes) recibió un placebo.

Los investigadores estaban buscando pacientes para lograr dos puntos finales potenciales:

  • Independencia de transfusión durante más de 8 semanas durante los primeros 6 meses del ensayo. El 38% (58 pacientes) del grupo que tomaba luspatercept lo logró. Por el contrario, solo el 13% (10 pacientes) de los que recibieron placebos alcanzaron esto.
  • Independencia de transfusión durante más de 12 semanas dentro de los primeros 6 meses o el primer año. Del grupo de luspatercept, el 28% (43 pacientes) logró esto en 6 meses, llegando al 33% (50 pacientes) en 1 año. En el grupo placebo, el 8% (6 pacientes) logró esto en 6 meses, con solo el 12% (9 pacientes) en 1 año.

Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea, náuseas, mareos, fatiga y debilidad muscular.

Lea el estudio completo en el New England Journal of Medicine.


Jessica Lynn

Jessica Lynn

Jessica Lynn has an educational background in writing and marketing. She firmly believes in the power of writing in amplifying voices, and looks forward to doing so for the rare disease community.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email