27ª Semana de UEG: Terapia Anti-TNF-α como Tratamiento para la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

 

La 27ª Semana Europea Unida de Gastroenterología tuvo lugar en Barcelona, España, en Octubre, en la que algunos de los principales expertos en gastroenterología hablaron sobre su campo. Uno de los temas principales fue la enfermedad inflamatoria intestinal y los medicamentos y métodos utilizados para tratarla. Se discutió la terapia anti-TNF-α, ya que las terapias biológicas son una forma más nueva de tratamiento que no son tan conocidas como algunos de los elementos básicos del tratamiento para la EII. 4 expertos hablaron de esta terapia y su lugar en el tratamiento de la EII.

Acerca de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un término general utilizado para un grupo de trastornos caracterizados por inflamación crónica en el tracto digestivo. Este grupo incluye afecciones como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Se desconoce la causa exacta de la EII, pero muchos sospechan que tiene que ver con un mal funcionamiento del sistema inmunitario. Los profesionales de la salud creen que una respuesta anormal del sistema inmune se activa cuando intenta combatir virus o bacterias, lo que hace que el sistema ataque las células dentro del tracto digestivo.

Si bien se desconoce la causa, existen factores de riesgo que se sabe que conducen o agravan la enfermedad. Estos factores incluyen dieta, estrés, cigarrillos y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. La edad es otro factor, ya que la mayoría de las personas son diagnosticadas con EII antes de los 30 años. Esta enfermedad afecta principalmente a las personas blancas, y las personas de ascendencia judía Ashkenazi tienen un riesgo aún mayor. Si uno tiene antecedentes familiares de EII, existe una mayor probabilidad de que desarrollen esta enfermedad. La ubicación también puede afectar la EII, ya que aquellos que viven en países industrializados o en climas del norte tienen una mayor probabilidad de desarrollarla.

Los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal varían según la ubicación y la gravedad de la inflamación. Muchas personas experimentan períodos de síntomas activos seguidos de períodos de remisión. Estos síntomas activos incluyen diarrea, fiebre, fatiga, dolor abdominal, calambres, sangre en las heces, pérdida de apetito y pérdida de peso involuntaria. Buscar tratamiento es importante ya que las complicaciones de esta enfermedad incluyen cáncer de colon, coágulos sanguíneos, colangitis esclerosante primaria e inflamación de los ojos, las articulaciones y la piel.

La Reunión Sobre la Terapia anti-TNF-α

Cuatro profesores hablaron en esta reunión, todos destacando aspectos importantes de la terapia anti-TNF-α. El Profesor Remo Panaccione habló primero, y afirmó que las terapias biológicas están subutilizadas en su conjunto, y que muy pocos pacientes realmente cosechan los beneficios de esta terapia. Si bien reconoció que el costo es alto y la falta de conciencia de los pacientes y los médicos, cree firmemente que más pacientes deberían ser tratados con terapia biológica, especialmente antes en su tratamiento. En su experiencia, descubrió que la terapia anti-TNF-α produce una progresión más lenta de la enfermedad, mejores resultados y menos complicaciones.

El profesor Thomas Ochsenkühn destaca la importancia de una intervención temprana con esta terapia. Ha descubierto que si la terapia biológica se administra demasiado tarde en el proceso de tratamiento, entonces pierde su efectividad, ya que el daño estructural ya ha ocurrido. Él enfatiza que las personas que tienen EII agresiva con factores de alto riesgo deben usar la terapia anti-TNF-α lo antes posible.

El profesor Stefan Schreiber discutió la seguridad de este tratamiento, así como el precio. Dijo que confía en usar esta terapia para tratar a las personas y que cree que más médicos deberían seguir su ejemplo. Como el precio del tratamiento es una preocupación para muchos, afirmó que los biosimilares asequibles aumentarán el acceso, permitirán dosis más altas y permitirán que las personas accedan al tratamiento antes.

El profesor Jonas Halfvarson habló por última vez en esta reunión. Tiene mucha experiencia con esta forma de tratamiento, y también ha cambiado pacientes de iniciadores a biosimilares en su carrera. Dijo que este cambio no trajo problemas con la seguridad. Si bien descubrió que cambiar de tratamiento era completamente seguro, enfatizó que la comunicación entre el paciente y el médico es absolutamente necesaria. El paciente debe entender su tratamiento tan bien como lo hace su médico.

Encuentra el artículo fuente aquí.


¿Qué piensa sobre el contenido de esta reunión? Z¡Comparta sus anécdotas, ideas y deseos con la comunidad Patient Worthy! Este artículo ha sido traducido al español lo mejor posible dentro de nuestras habilidades. Reconocemos que tal vez no hayamos captado todas las matices y especificidades de su región, por lo que si tiene alguna sugerencia o desea ayudarnos a refinar nuestras traducciones, envíe un correo electrónico a ideas@patientworthy.com.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Cerrar menú