Estudio:Ttratamiento y Factores Clínicos en la Vasculitis Retiniana Oclusiva

Un estudio publicado en Physician’s Weekly investigó los resultados visuales, las características clínicas y el tratamiento de personas con vasculitis retiniana oclusiva (ORV, por sus siglas en Inglés), una afección que se caracteriza por la inflamación de los vasos de la retina. El objetivo de los investigadores era descubrir y aprender más sobre la rara afección ocular, ya que este conocimiento permitirá mejorar el diagnóstico y el tratamiento en el futuro.

Acerca de la Vasculitis Retiniana

La vasculitis retiniana es una afección ocular que se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos de la retina y la pérdida de la visión. Puede aparecer como una condición aislada o como síntoma de otro trastorno, pero este último es el más común. Se ha asociado con esclerosis múltiple, sarcoidosis y otras afecciones. Si bien no es un trastorno doloroso, causa síntomas como visión borrosa, manchas oscuras en la visión, flotadores visuales, distorsión de las imágenes y disminución de la capacidad para distinguir colores. Puede provocar la pérdida de la vista.

Sobre el Estudio

El estudio fue un ensayo de cohorte retrospectivo que utilizó datos de la Massachusetts Eye Research and Surgery Institution. Se incluyeron en el estudio 42 pacientes que visitaron la institución entre 2006 y 2017, todos los cuales fueron seguidos durante un mínimo de seis meses. Los investigadores analizaron sus características oculares, datos demográficos, regímenes de tratamiento, angiografía con fluoresceína, agudeza visual mejor corregida y resultados.

Uno de los objetivos de este estudio fue identificar los factores que pueden predecir el pronóstico. Para averiguar la respuesta, el equipo de investigadores realizó una regresión logística multivariante. Esto les dijo que la isquemia macular, la atrofia del nervio óptico y la mala agudeza visual mejor corregida eran los mejores predictores de un mal resultado.

En términos de tratamiento, 40 de los 42 participantes fueron tratados con terapia inmunomoduladora (IMT por sus siglas en Inglés), lo que llevó a 35 de ellos a lograr una remisión sin esteroides. A lo largo del estudio, los investigadores encontraron que el IMT agresivo es el mejor método para alcanzar este resultado.

Estos datos serán muy útiles para cualquier investigación adicional sobre ORV. Para leer más, haga clic aquí.

Share this post

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email